Sociedades científicas respaldan el impuesto a bebidas azucaradas

2016-11-11 | www.opinionysalud.com

El impuesto de $300 por litro a bebidas azucaradas tiene el apoyo de las sociedades científicas, pero no queda claro porque los recursos serán ejecutados por las EPS y no irán para toda la población

Teniendo en cuenta la urgencia del Gobierno Nacional por aprobar la reforma tributaria que se debate en el Congreso con el fin de tapar el hueco fiscal que ha dejado la caída  de los precios del petróleo, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria continúa defendiendo su propuesta de gravar con $300 por litro las bebidas azucaradas como medida de salud pública.

Es preciso indicar que, la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas -ACSC- considera que es necesario tener en cuenta que la comunidad científica mundial ha acumulado evidencias respecto del impacto en la salud de las personas, el consumo incontrolado del azúcar, por lo que dieron a conocer que apoyan la medida.

La ACSC indicó que este aporte de ingresos puede suplir las necesidades vitales en salud pública, ya que “se ha demostrado a través de distintas fuentes el impacto del azúcar en el incremento de la obesidad, la diabetes mellitus II, la hiperuricemia y en ciertos mecanismos metabólicos con todas sus implicaciones, que han elevado la prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles”.

Sin embargo, lo que no queda claro es porque la reforma contempla que la destinación de recursos sea para la financiación del aseguramiento, es decir para las EPS los ejecuten y no para el Plan de Intervención Colectiva –PIC-, que es responsabilidad de la Nación y que no solo está pensado para grupos de afiliados, sino para toda la población, tal y como sucede con los planes de vacunación.

La ACSC reiteró su llamado al Congreso de la República para que en la decisión que se tome ponderen los beneficios en materia de salud pública. Indicaron que “es evidente que existen otros factores que contribuyen en el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles y afectan a las poblaciones como la deficiente actividad física, el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol”, pero que hay que reconocer que esta medida ha traído más consecuencias positivas en otros países donde se ha aplicado con éxito como México, Chile, Francia, Bélgica y otros.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud -OMS- ha identificado entre otras intervenciones poblacionales muy costo eficaces para la prevención y control de las enfermedades cardiovasculares los impuestos que pretenden reducir la ingesta de alimentos con altos contenidos de azúcar, grasas y sal.