Tres puntos de la Reforma Tributaria que no quieren las cooperativas

2016-11-15 | Fuente: ElMundo.com

El pago directo del 20% del apoyo a la educación, la conversión de las cooperativas en sociedades comerciales y el pago de impuesto parafiscales, son los puntos a los que se oponen férreamente los gremios del sector solidario.

A casi un mes de la radicación del proyecto de ley de la Reforma Tributaria, las reacciones siguen manifestándose conforme se van sopesando las consecuencias que traería su aprobación. Es el caso de los gremios cooperativos, que desde el 21 de octubre vienen expresando su descontento con tres puntos específicos del documento. 

Según Enrique Valdez, presidente de la Federación especializada de Cooperativas de Ahorro, Crédito y Financieras de Colombia (Fecolfin), el gremio cooperativo ha llegado a un consenso sobre los prejuicios que tendría, no sólo para las cooperativas sino para los sectores en dónde impacta su inversión social, los efectos de la Reforma Tributaria. Los puntos que el sector pide eliminar son:

1.Conversión de cooperativas

La conversión de cooperativas en sociedades comerciales que se contempla en el Artículo 163 del proyecto de ley, es denunciada por el gremio como una contradicción con el deber ser de la economía solidaria, que está contemplado en el Artículo 6 de la Ley 79 de 1988. Este ítem es denunciado por Valdez como una iniciativa tributaria que pretendería deformar la ley cooperativa. “Este punto del texto busca la transformación de las cooperativas en sociedades anónimas, con lo que no estamos de acuerdo, porque la esencia del cooperativismo es ser una alternativa a las empresas comerciales, no convertirse en ellas. Es la propia naturaleza de las cooperativas, por eso es vital que se replantee el Artículo”, señaló el directivo, al detallar que ya se había propuesto una disposición similar en la Ley del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 para las cooperativas de salud, a la que los gremios se han opuesto contundentemente. 

2. El Régimen aplicable

Por otro lado, el segundo, y quizá más controvertido punto, que piden eliminar las cooperativas, es el que tiene que ver con el Artículo 141, en que se expresa que tanto estas entidades como sus asociaciones, organismos de grado superior de carácter financiero, mutualistas, instituciones auxiliares, y confederaciones cooperativas, pertenecen al Régimen Tributario Especial y deben tributar sobre sus ganancias brutas el 20%. Sería entonces la misma cifra que históricamente se ha invertido de manera directa desde los programas sociales de las cooperativas en apoyo a la educación formal, y que se consignaría de manera directa a la Dian para su administración por parte del Estado. Sobre ello, Luis Fernando Gómez, director de Confecoop Antioquia, denuncia que se trataría de un retroceso en la financiación de educación.

“Hoy el cooperativismo hace inversión directa en centros educativos rurales en donde no ha llegado la inversión del Estado en los últimos años. Venimos apoyando más de 50.000 jóvenes en las universidades a nivel nacional, en Antioquia, por ejemplo, venimos apoyando a más de 38.000 mil jóvenes de 77 municipios, y a 150 establecimientos educativos, ¿si consignamos esos recursos a la Dian, cuando volverían a las comunidades?” cuestionó Gómez, agregando que por los costos y tramitología de la contratación estatal, lo que una cooperativa logra de manera directa con 60 millones, el Estado no alcanzaría a pagarlo con 100. 

3. El Régimen Tributario Especial.

En el Artículo 140 del proyecto, que entraría a modificar el Artículo 19 del Estatuto Tributario actual, se establece como regla que tanto las asociaciones, corporaciones y fundaciones, son contribuyentes, tanto del impuesto a la renta como a los tributos complementarios. Aunque esta norma no sería aplicable a las cooperativas, dado que estas serían regidas por los preceptos del Artículo 141, el Artículo 19.4 del Estatuto Tributario que pretendería regular de manera especial el régimen cooperativo, modificando con ello las reglas de juego del sector solidario. Tanto Confecoop como Fecolfin, han gestionado sus inconformidades ante la comisión tercera, tanto del Senado como de la Cámara de Representantes, y han manifestado que encuentran apoyo en los legisladores.