Reforma tributaria, un tema agridulce para las calificadoras de riesgo

2017-01-27 | actualicese.com

Las calificadoras de riesgo Moody's, Fitch Ratings y Standard & Poor's comunicaron sus impresiones frente a la reforma tributaria luego de ser visitadas por el ministro Cárdenas. ¿Cómo fue percibido el nuevo régimen tributario colombiano desde el punto de vista internacional?

En enero de 2017, Mauricio Cárdenas, el ministro de Hacienda, viajó a Estados Unidos para presentar la reforma tributaria ante las calificadoras de riesgos, los inversionistas y los medios de comunicación.

Según manifestó el funcionario tras su reunión con Moody’s, la cual mantendría estable su calificación en BBB, “La retroalimentación que recibimos es muy positiva. La reforma tributaria ha sido leída como un paso muy importante para asegurar la sostenibilidad fiscal de Colombia”.

La posición de esta calificadora ofreció tranquilidad sobre el futuro de la economía colombiana a mediano plazo a todos los inversionistas mediante un comunicado emitido el 5 de enero de 2017. En este la entidad destacó el alcance de la reforma tributaria, pues le permitirá al Gobierno contar con 0,8% del PIB adicional en recaudo tributario para dicho año y más de 2,7% del PIB en 2020.

Según Moody’s, la reforma tributaria 2016 cuenta con importantes elementos estructurales, como el aumento en la tarifa del IVA y la reducción en la tarifa del impuesto de renta para las empresas. Así lo manifestó Samar Maziad, analista de dicha calificadora para Colombia: “La reforma permite estabilizar la dinámica fiscal y ayudará a mantener los indicadores de deuda más o menos en los rangos esperados”.

De igual manera, tras un encuentro con la calificadora de riesgo Fitch Ratings, el ministro Cárdenas indicó que crecen las posibilidades de recuperar una perspectiva estable y lograr una calificación BBB, la cual podría ser otorgada en febrero de 2017.

Al respecto, Richard Francis, director analista por Colombia y América Latina de esta agencia, explicó la enorme importancia de la reforma tributaria. “Sin reforma, era muy probable que nos hubiera tocado bajar la calificación a Colombia”. Además, para Francis: “El Gobierno y, en general, las autoridades económicas tenían que hacer algo para mejorar la posición fiscal del país”, aunque advirtió la existencia de otros factores de riesgo, como, por ejemplo, el elevado déficit en cuenta corriente que cerró 2016 cerca de los 5 puntos del PIB.

De acuerdo con el analista, esta reforma tributaria cuenta con elementos estructurales, ya que el aumento en la tarifa del IVA garantiza recursos adicionales de manera permanente.

Por último, al salir de un encuentro con la firma Standard & Poor’s, el ministro Cárdenas manifestó: “Decisiones como la venta de Isagén son vistas por las calificadoras como un acto responsable para asegurar un financiamiento adecuado de los programas de infraestructura del país que nos van a ayudar al crecimiento económico”.

Sin embargo, dicha agencia decidió mantener en triple B la nota de Colombia para su deuda soberana, así como su perspectiva negativa. Esta baja calificación obedece al aumento de la deuda pública como porcentaje del PIB y al descenso de los precios internacionales de las materias primas, que ha afectado de manera negativa las perspectivas de crecimiento, la inversión y las exportaciones del país.

Según informa la revista Dinero, las calificadoras de riesgo han recibido con optimismo la aprobación de la reforma tributaria, pues representa un adelanto para resolver los problemas fiscales ocasionados en el país a causa del ajuste en los precios del crudo. Sin embargo, también es evidente que dichas agencias seguirán atentas al comportamiento de la economía colombiana, pues todavía queda trabajo por hacer.

Por último, como indica el medio de comunicación, “aunque el Gobierno y el Congreso cumplieron con la tarea, nadie puede cantar victoria sobre el futuro del aparato productivo nacional”, pues las agencias seguirán analizando el estado de nuestra economía . La nota del país sigue en juego.