Reforma Tributaria: qué ganamos y qué perdimos en tecnología

2016-10-25 | Fuente: ElTiempo

Sepa en qué nos fue no tan mal y en qué debemos luchar para evitar un freno a la innovación.

 

En mi post de la semana pasada, en la que mencionaba Cinco cosas tecnológica que van a subir por culpa de la Reforma Tributaria, hacía referencia a las recomendaciones de la comisión de expertos sobre los impuestos sugeridos para el sector.

Ya con el texto final, presentado por Minhacienda, encontramos, hay que decirlo, que la cosa no estuvo tan nefasta como se pintaba al comienzo. Por ejemplo, de una sugerencia de eliminar la exención del IVA por completo a los computadores, pasamos a mantener la exención aunque con una reducción en el rango de precio en los equipos beneficiados con la medida, que pasaría de 82 UVT ($2’439.000) a 33 UVT (unos $982.000).

En el caso de los dispositivos móviles pasó algo igual, aunque con una buena noticia: las tabletas mantuvieron su exención, pese a que se propuso eliminar el beneficio, pero el rango de precios bajó, de 43 UVT ($1’280.000) a 22 UVT (unos $654.000). Lo destacable es que en este rango de exención quedaron también los teléfonos inteligentes, los cuales hoy pagan IVA del 16%, todos, sin importar su precio. Es decir, se logró un avance. Claro, lo ideal es que nada se hubiese perdido, pero ante la dureza de la Reforma, esto se puede considerar como una pequeña victoria.

También se mantuvo sin impuestos el acceso a internet fijo en hogares 1 y 2, un importante hecho que, sumado a los anteriores puntos de exención, por lo menos mantienen a los más pobres con un respiro a la hora de adquirir tecnología.

El resto de servicios, como los pagos electrónicos y el software, sufrieron el impacto del IVA general que, como eje central, trae la Reforma y subirían en 3 puntos su carga impositiva (del 16 al 19%).

Esta situación, no tan caótica, aunque muchos crean lo contrario, se debe a la lucha que el Ministro de las TIC, David Luna, así como distintos dirigentes gremiales como la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, CCIT, adelantaron en silencio pero con vehemencia, para que la situación no terminara tan nefasta, repito, a como se veía venir.

Impuestos2

Pero aún queda mucho por pelear. Y en esto tenemos que estar todos sincronizados.

Por ejemplo, en el impuesto al consumo, del 4%, para el servicio de datos móviles. Hoy usted y yo pagamos IVA del 16% por nuestro servicio de voz y datos. Y un 4% adicional, en impuesto de consumo, solo para el servicio de voz. La reforma ahora quiere extender ese cargo de consumo también al uso de datos desde un dispositivo móvil. 

Este cargo de consumo a los minutos de voz móviles se denominaba ‘suntuario’ cuando, en su momento hace 20 años, un minuto de voz se acercaba a los $4.000. Eso solo lo podían pagar los ricos. Pero hoy en día las comunicaciones móviles no son un gasto suntuario. Más bien deberían ser un derecho, primordial, ciudadano, que por el contrario debería tener protección constitucional, si se quiere.

Millones de personas trabajan, se educan y hacen negocios desde sus móviles inteligentes a través de internet. Gravar este aspecto es atentar contra la innovación, el desarrollo social y la inclusión en todos los sentidos. 

También hay que rechazar el impuesto del 5% al servicio de internet fijo para hogares de estrato 3, que es la mayor masa de usuarios de este acceso, y es el sector social mayormente castigado por el IVA general del 19%. No es justo.

En este punto debemos aunarnos a la lucha que el MinTIC y demás entes gremiales del sector (CCIT, Asomovil, ACIEM, etc.) lideran para lograr que en las discusiones en el Congreso, primero, se mantenga lo logrado y, segundo, se eliminen estos impuestos (datos móviles, software, comercio electrónico) que van en contravía de las políticas de emprendimiento e innovación que el propio Gobierno ha impulsado desde hace años.

Ministro Cárdenas: la Tecnología es su aliada. Es loable su intención de sancionar a los evasores y de reducir el uso del efectivo, como factor de evasión (mas del 90% de las transacciones comerciales en Colombia se hacen en efectivo, sin trazabilidad o impuestos).

Le informo, Ministro Cárdenas, que si usted le lanza un reto a este sector de Tecnología para que le ayude a instaurar el uso de la factura electrónica y modernice las políticas y estructuras de TI de la DIAN, lograría reducir la evasión y podría eliminar varios impuestos a sectores que en verdad no los merecen. Como el de TIC.