Reforma tributaria con una peluqueada de $3 billones

2016-12-19 | Fuente: ElEspectador.com

La tarifa del IVA al 19 % se mantiene si el Gobierno se compromete a no introducir cambios en el impuesto a las personas naturales asalariadas, dicen varios de los coordinadores ponentes.

Los empresarios comienzan ganando con la reforma tributaria: lograron que se acelerara el alivio en el impuesto de renta haciendo que se baje del 40% al 34% en 2017 y a 33% un año después. Hasta último momento se ha buscado cerrar el paso de los llamados micos a la reforma tributaria estructural que el Gobierno ha llevado al Congreso y con la que espera obtener parte de los recursos para tapar el hueco fiscal generado por la pérdida de la renta petrolera.

Buscando blindar la canasta familiar y el bolsillo de los asalariados, dicen los ponentes de la reforma tributaria, el proyecto inicia dos definitivos debates en el Congreso con miras a convertirse en ley de la República a partir de enero de 2017. “Hay algunos ajustes, hay algunas modificaciones, pero la esencia del proyecto de ley es la misma”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, al momento de radicar la ponencia de la iniciativa fiscal. Algunos analistas del proyecto consideran que la “peluqueada” que ha sufrido la reforma frente a la inicial presentada por el Gobierno supera los $3 billones. “La reforma quedó peluqueda en beneficio de los contribuyentes”, dijo la ponente liberal Olga Lucía Velásquez.

Primero fue la derrota al tener que eliminar el impuesto a las bebidas azucaradas, dejar como está vigente la renta para los asalariados y adelantar el alivio fiscal para las empresas; que se constituyen en cifras que suman en contra de las intenciones del Gobierno. Esta ponencia se radica para que hoy se inicien los debates en las plenarias de Cámara y Senado, “es un tttproyecto de ley que nos va a permitir seguir avanzando en Colombia con los recursos que se requieren para la política social”, señaló el ministro Cárdenas. Reconoció, además, que se protegió el ingreso de los colombianos más necesitados, “no se amplió la base del impuesto de renta y se protegió el núcleo del consumo de los colombianos: la canasta familiar, no se gravan ni los alimentos, ni los útiles escolares, ni el transporte, ni se gravan las pensiones”.

 

Los empresarios se consideran ganadores en el pulso con el Gobierno; habían pedido anticipar el alivio tributario: desde el año entrante sentirán la menor carga impositiva al pasar la renta de 40 a 34 % en 2017 y a 33 % un año después. El ministro de Hacienda destacó “que se ha mejorado la competitividad y se han buscado fórmulas que aseguran que el país pueda tener más inversión y más empleo”.

El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, dijo que se vienen los debates, el martes, miércoles y jueves para tratar de conciliar el viernes. “Tenemos cinco días muy intensos de 12 o 13 horas de trabajo donde vamos a estudiar la (reforma) tributaria”. Consideró que la presentación de la ponencia tomó más tiempo de lo necesario, pero en cinco días “podemos estudiar juiciosamente la (reforma) tributaria, a doble jornada”.

Hernando José Padauí, presidente de la Comisión Tercera de la Cámara, destacó que se trabajó el tema de los asalariados para que no se afecten sus ingresos, se respetó la canasta familiar, el tema de las zonas francas y se garantizó la vivienda. “En términos generales, estamos defendiendo a la clase media”. Reiteró que los asalariados y pensionados deben estar tranquilos, porque no van a ser gravados con esta reforma tributaria. Se contempla la posibilidad para que las personas con salarios superiores a los $40 millones mensuales paguen un poco más para subsidiar a los estratos de menores ingresos. Los ponentes fueron claros en destacar que no apoyarán impuestos al gas natural ni al carbón.

Gas, gasolina y Acpm

Ante la posibilidad de un tributo para el gas natural, Naturgás, el gremio de los empresarios que explotan este combustible, indicó que “el gas natural llega a 8 millones de hogares, en su mayoría de estratos 1 y 2. Hay más de 500 mil vehículos convertidos a gas natural vehicular, muchos de ellos como fuente de sustento familiar y cuyo IVA debe ser del 5 %, un tratamiento igual al de los vehículos eléctricos, porque mejoran la calidad de aire en las ciudades”. Otro tema polémico se relaciona con fijar un precio mínimo de venta al consumidor final para la gasolina y el acpm. Propuesta que fue rechazada por la Superintendencia de Industria y Comercio, que solicitó a los ministerios de Minas y Energía y al de Hacienda la eliminación de la iniciativa. Álvaro Younes, de Fedispetrol, indicó que “colocar un precio mínimo sería un imposible en términos de competencia”. La Andi mostró preocupación por la carga tributaria para el gas natural y el alumbrado público.

El senador del Partido Verde Antonio Navarro Wolff insiste en que se imponga IVA al langostino y no al camarón. El primero es un alimento de lujo y el segundo “parte de la dieta diaria de la canasta familiar en la costa Pacífica”. La tarifa del IVA al 19 % se mantiene a cambio de que el Gobierno se comprometa a no introducir cambios en el impuesto a las personas naturales asalariadas, dicen ponentes.