Las otras propuestas de la reforma tributaria, ¿cómo va el debate?

2016-11-24 | Fuente: Dinero.com

Sobretasa para las utilidades elevadas como las de los bancos, impuesto a los giros postales y ajustes en los parafiscales de las cajas de compensación son unas de las propuestas para la tributaria. Así va el debate.

Todo parece indicar que el Gobierno va a pasar muchos trabajos en su objetivo de aprobar la reforma tributaria. Aunque los ponentes han venido trabajando a marchas forzadas, todavía no se concreta la presentación de una ponencia.

Ya han tenido lugar varias reuniones, tanto con los representantes del Ejecutivo como con los empresarios y los gremios para identificar cuáles deberán ser los contenidos de la ponencia para primer debate que debería quedar lista antes de finalizar noviembre.

El ambiente entre los ponentes de la iniciativa es, aunque de franca discusión, abierto frente a la propuesta oficial radicada en octubre pasado. Sin embargo, esto no se ha concretado, hasta el momento del cierre de esta edición, en un texto de ponencia para primer debate.

De acuerdo con el presidente de la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, Hernando José Padauí, de Cambio Radical, las discusiones están avanzando y se espera que pronto haya texto para ser estudiado oficialmente. Advierte, eso sí, que no puede garantizar que la reforma esté aprobada antes del 16 de diciembre, pues se van a tomar el tiempo necesario para analizar cada una de las propuestas. Así, todavía no puede ser descartada la convocatoria a sesiones extraordinarias en el Congreso de la República. Padauí es más enfático aún: “hay una posibilidad de que la reforma no pase este año”, explicó en diálogo con Dinero.

Aún así, no parece haber mayor oposición a la propuesta central del Gobierno. Según Padauí, es muy probable que quede en la ponencia para primer debate la petición de aumentar el IVA de 16% a 19%. Esto le garantizaría al Gobierno la mayor porción del recaudo que espera de esta iniciativa. Padauí ratificó que no incluirán ningún nuevo producto que pertenezca a la canasta familiar, pues tienen el compromiso de mantener el mismo universo de productos que actualmente están gravados.

Por eso se mostró en contra de gravar las bebidas azucaradas, pues, según él, estos productos forman parte de la canasta básica de los estratos con menores ingresos en Colombia.

Lo otro que le van a negar al Gobierno es la reducción del tope a partir del cual las personas naturales van a empezar a declarar renta. La propuesta oficial significaba reducir ese tope hasta $2,7 millones, lo que significaba que más colombianos deberían cumplir con el requisito de declarar y, si fuera el caso, pagar el impuesto. Los ponentes se proponen, sin embargo, eliminar los otros sistemas de declaración para los independientes y empleados como el Imán y el Imas, esto significa que el objetivo es simplificar el proceso tributario a las personas naturales.

Otros cambios

Uno de los cambios radicales será la incorporación de una sobretasa en el impuesto de renta para las utilidades elevadas.

Esto significa que toda empresa que deje utilidades superiores a un nivel (que no se ha definido) debería pagar una tasa adicional sobre la utilidad que esté por encima de ese margen. La meta es afectar a sectores que hoy están dejando enormes utilidades al año, según Padauí, como el sector financiero.

Así mismo se va a proponer la prohibición expresa de que sean contratadas a través de fundaciones, obras públicas o servicios especiales, dejando solo una excepción para la alimentación escolar u otra clase de prestaciones similares. Según los ponentes, por esta vía se mueven al año cerca de $15 billones que hoy no pagan impuesto sobre la renta.

También revisarán las condiciones del impuesto a los dividendos. En primera instancia podrían proponer que la tarifa subiera a 15%, pero con consideraciones especiales para quienes no reciben montos muy elevados de dividendos. Así, se mantendría la tabla propuesta por el Gobierno que define un tope mínimo a partir del cual se empieza a tributar, esto es, para dividendos de más de $18 millones al año.

Las medidas que afectaban la actividad de construcción de Vivienda de Interés Social (VIS) se convirtieron, según Padauí, en un punto de honor para los ponentes, pues no van a ser tenidas en cuenta en la ponencia. Se refiere a eliminar la exención a las personas que donan terrenos para proyectos VIS, los recursos de los patrimonios autónomos asociados a esta clase de casas y a las utilidades de las constructoras de VIS.

Los ponentes propondrán igualmente gravar con un impuesto los giros que se realicen a través de entidades que no pertenecen al sistema financiero y, en consecuencia, no vigiladas por la Superintendencia Financiera. Este negocio podría estar hoy cercano a los $14 billones al año y, en consecuencia, gravarlo podría traerles importantes recursos a las arcas públicas.

Una propuesta que generará polémica es que uno de los cuatro puntos que recaudan de la nómina las cajas de compensación sea destinado a rubros específicos. Esto significaría que ese punto lo seguirían recaudando las Cajas, pero deberían girárselo a la Tesorería General de la Nación para cubrir gasto social de destinación específica, que será definido por el Congreso en la reforma.

Así mismo, quedará sobre la mesa la propuesta de gravar el chance y el Baloto. Este recaudo tendrá como destinación específica el gasto del régimen subsidiado en salud.

Finalmente, Padauí explicó que le parece bien el esquema del monotributo, pues es una manera de formalizar la economía. “No quiere decir que los tenderos van a declarar. Es un mecanismo de formalización y me parece bien que así sea”, aseguró.

Todo parece indicar que la reforma tributaria va a avanzar en este primer debate. Queda en el aire la pregunta sobre los tiempos, pues se suponía que la ponencia debería haber quedado radicada el pasado 21 de noviembre, para que no se apretara el cronograma de aprobación.

Si no se acelera la marcha, es muy probable que el Gobierno tenga que pedir la convocatoria de sesiones extraordinarias para cerrar este debate. En materia de impuesto, el tiempo avanza y los plazos se vencen.

La gestión de la Dian

El presidente de la Comisión Tercera de la Cámara, Hernando José Padauí, aseguró que es necesario que el Gobierno sea más claro sobre cuál será el papel de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) en la tarea de aumentar el recaudo.

El representante ratificó sus críticas al hecho de que en el proyecto de ley no sea mencionado ningún compromiso por parte de la institución para atacar la evasión. Según Padauí acudir a la fórmula de gravar a los mismos de siempre no exige de mucha elaboración conceptual. “No es admisible una reforma que no incluya nuevos mecanismos de lucha contra la evasión”, aseguró.