La reforma tributaria sacará tajada a dividendos de pequeños accionistas

2016-11-18 | Fuente: ElColombiano.com

El proyecto de reforma tributaria está diseñado para que los colombianos que reciban un salario neto de 1,4 millones, luego de las deducciones, paguen impuesto de renta, al igual que los pequeños accionistas de las empresas.

Así lo afirmó Mario Andrade Perilla, socio de la División de Servicios Tributarios de Deloitte, quien añadió que el enfoque de mayor progresividad que tiene la iniciativa apunta a que cancelen impuestos algunas personas de ingresos medios, las cuales están excluidas por el actual régimen impositivo.

El experto de la firma de auditoría y consultoría precisó que con la información disponible hasta el momento, una porción aún no precisada de las personas naturales (con ingresos de 156 millones de pesos al año o más), deberán pagar el doble del impuesto que liquidan en las condiciones tributarias actuales (ver gráfico).

Sobre los accionistas minoritarios de las diferentes compañías colombianas también recaerá el impacto de la reforma. “En ese aspecto hay un tema de inequidad y eso debería revisarse. Los pequeños accionistas, que en algunos casos viven de eso, van e exponerse a un sistema tributario que puede originar, frente al pasado, una mayor inequidad”.

Para Andrade es claro que quienes en otra época recibieron acciones como regalo, las heredaron o las compraron en las convocatorias de democratización hechas por empresas como ISA, Isagén o Ecopetrol estarán obligados a pagar impuestos. “Como está planteada la reforma, la percepción de dividendos da lugar a un hecho gravable”.

Otros efectos

John Mario Parra, socio Líder de Deloitte en Medellín, resaltó el esfuerzo del Gobierno en presentar una iniciativa que busca simplificar las bases fiscales, en el caso de las empresas, a partir de la contabilidad ajustada a las Normas Internacionales de Información Financiera (Niif).

Para el analista, las metas trazadas por el Gobierno en la reforma tributaria son muy ambiciosas. “En cuanto a recaudo y tarifas efectivas, lo que se aprecia es un aumento de las contribuciones y la pretensión fijada para obtener mayores ingresos es algo que puede lograrse”.

Adicionalmente, Parra insistió en que el texto radicado en el Congreso tampoco vuelve al país más atractivo para la inversión.

“Aunque uno de los objetivos de la reforma es hacer más competitivas a las compañías nacionales en el ámbito internacional, vemos que con las tarifas efectivas con las que están quedando las empresas y sus accionistas será muy difícil que esa competitividad mejore frente a lo que hay”, dijo.

Por último, los consultores coincidieron en plantear que la reforma presentada podría mejorar la eficiencia que en la actualidad tiene el Gobierno para el recaudo.