La reforma tributaria entró en un limbo legislativo

2016-11-22 | Fuente: LaRepublica.co

Aunque el Gobierno Nacional sigue confiado en que la reforma tributaria pasaría en esta legislatura, nuevos elementos podrían interferir en la aprobación del proyecto. Más aún cuando el presidente de la República, Juan Manuel Santos, definió que será a través del Congreso la vía para refrendar los acuerdos de paz con las Farc.

De acuerdo con Congreso Visible, son 19 proyectos en total los que aún están en trámite de aprobación en las comisiones Tercera y Cuarta de Senado y Cámara de Representantes, que son las encargadas de hacer los debates. Esto sin tener en cuenta los demás actos legislativos en otras que cámaras, que de pasar sus debates irían a plenaria lo que deja a la reforma en un limbo legislativo.

Andrés Escobar, viceministro técnico de Hacienda señaló que “la reforma debe tener una discusión amplia y los foros son fundamentales para que los ciudadanos conozcan la iniciativa y opinen sobre ella. Tenemos la mayor disposición para resolver inquietudes y de esta manera se pueda aprobar el proyecto este año”.

Entre los argumentos que insistentemente ha pronunciado el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, sobre los riesgos de no aprobar esta iniciativa está la reducción de la calificación soberana del país, lo que le quitaría a la economía colombiana el grado de inversión. “Esta reforma es clave para el desarrollo y mantener los programas sociales. Buscamos que las empresas generen empleos. Ahora toca ir definiendo la ponencia para que las comisiones económicas la pongan a consideración la próxima semana. Ha sido un trabajo serio que no será aprobado a pupitrazos”, anotó el jefe de la cartera.

Justamente, el vocero de la Red de Justicia Tributaria, José Roberto Acosta, tiene otra visión sobre el futuro de la reforma en el Capitolio Nacional. “Quedan 27 días incluyendo las sesiones extraordinarias a las que seguramente van a ir para que se discutan 311 artículos. No hay duda que lo que se viene en el Congreso es una aprobación a pupitrazo teniendo en cuenta que los lobistas de las grandes compañías estarán pendientes para tener beneficios mientras que el ciudadano de a pie tendrá que aguantarse que le cobren más impuestos”.

No hay que olvidar que el proyecto de reforma tributaria requiere un trámite ordinario en el Congreso lo que significa cuatro debates (dos en comisiones y dos en plenarias). Como el proyecto lleva mensaje de urgencia, las comisiones económicas sesionan conjuntamente para ahorrar un debate en el trámite. Posteriormente, en la plenaria de Senado y Cámara se hacen los otros dos debates correspondientes. En caso de existir diferencias entre lo aprobado por Senado y Cámara, el proyecto de reforma pasa a una comisión de conciliación para unificar los textos y de esta manera pasarlo al presidente Santos para convertirse en ley.

La opinión

José Roberto Acosta
Vocero de Red de justicia tributaria
“El Gobierno permitió que se le cruzarán la agenda de paz con la reforma tributaria al dilatar su presentación luego de los resultados del plebliscito”.