“Hay que sacar adelante la tributaria”: Juan Martín Caicedo

2016-11-21 | Fuente: ElEspectador.com

El presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura advierte que la reforma debe estimular las inversiones en vivienda e infraestructura, los sectores que han jalonado la economía.

¿Qué pasó con el Plan Maestro que se presentó el año pasado?

Trazó una hoja de ruta para 20 años, 2015-2035, y es evidente que a la luz de las estrecheces económicas tendremos que priorizar en algunos proyectos, pero ahí están, y de alguna manera lo que nos corresponde es aprovechar la época de las vacas flacas para hacer la preinversión.

Y eso es...

 

Los estudios y los diseños que se convierten en el soporte para poder licitar a partir de 2018 y 2019 los proyectos que están incluidos en el Plan. Ahora, el Plan planteó la necesidad de que fuera acompañado todo ese ejercicio de unos productos que fue lo que llamamos el Plan Maestro de Transporte Intermodal número 2, unos productos que son esenciales para que ese plan sea exitoso. Me refiero concretamente al tema logístico, sobre lo que vamos a mostrar algunos avances en el congreso que viene, porque no basta con tener buenos corredores viales, hay que tener buenas soluciones en temas logísticos. Y especialmente en lo que tiene relación con el acceso a las ciudades más importantes.

¿Qué es lo que van a revelar en el congreso de Cartagena?

La novedad de lo que se va a conocer en Cartagena es que no estamos haciendo referencia solo al problema de acceso a las grandes capitales, estamos haciendo referencia a un conjunto de ciudades intermedias. Allí se van a encontrar, en la presentación, soluciones atractivas para racionalizar esa problemática que afecta también la competitividad y que de alguna manera pone de presente una paradoja: buenas vías sin que los usuarios de las mismas puedan acceder fácilmente a las ciudades. Vamos a encontrar soluciones en ese frente.

¿Y los consultores invitados?

Vamos a escuchar alternativas en materia de financiación. Una de ellas ha sido planteada en el proyecto de reforma tributaria gracias a la petición del sector transporte y es que se incluya la valorización como un instrumento que sirva para financiar las infraestructura a lo largo y ancho del país. De tal manera que lo que estamos garantizando con este nuevo examen que le estamos haciendo al Plan es que finalmente, a diferencia de lo que sucedió en el pasado, este no se va a quedar en el cajón.

Cuál es la realidad en el tema financiero. ¿Hay o no recursos para hacer las obras?

Son muy halagüeñas las noticias en relación con los cierres financieros definitivos de la primera ola, que valen a la fecha 10,8 billones de pesos. Eso es muy tranquilizante porque equivale al 30 % de la financiación total del programa. Hay que recordar que solamente dos de los nueve proyectos Mulaló-Loboguerrero y Remedios-Puerto Berrío no tienen cierre financiero. El programa marcha al ritmo inicialmente previsto, en materia de cierres es probable que hubiésemos tenido algunos atrasos, esto ha sido una curva de aprendizaje, pero los proyectos vienen cumpliendo bien en su etapa de preconstrucción y algunos vienen en la realización de obras.

¿Y la segunda y la tercera olas?

Somos moderadamente optimistas sobre los cierres financieros de la segunda y la tercera olas. A diferencia de la primera ola, los restantes corredores de las 4G, incluyendo las iniciativas privadas, encontraron un sistema financiero con menor capacidad de exposición, con menor capacidad para prestar. Desde esa perspectiva ha sido útil el ejercicio para involucrar inversionistas internacionales con los institucionales. Esa participación será fundamental para involucrar a jugadores nuevos distintos a los bancos.

¿Qué pasó con la plata de Isagén?

Fue a la FDN. A juicio nuestro, la FDN ha servido, con el lanzamiento de productos novedosos, para aliviar la necesidad de liquidez de los concesionarios. Y como tiene participación pública, su presencia en la financiación sindicada de los proyectos 4G ha sido una señal de confianza que anima a nuevos actores a entrara en la financiación de la infraestructura. La FDN fue un jugador muy importante en la estructuración de los cierres financieros definitivos con participación del mercado de capitales.

¿El mercado internacional sigue dispuesto a invertir en Colombia después de que ganara el No en el plebiscito?

Sigue muy interesado. Al Congreso vienen muchos jugadores internacionales, no solo de privados, sino de gobiernos. Vienen ministros de la región que quieren ver el programa 4G. Son los ministros de Transporte de Uruguay, Paraguay, Guatemala y Bolivia. Seducidos por el alcance del programa, que estuvo bien planeado, bien estructurado y de manera transparente. Más allá de eso van a mirar los mecanismos usados para financiar.

¿Qué papel jugará la infraestructura en tiempos de posconflicto?

Lo que tenemos que hacer es algo así como lo que hicieron los españoles en las vacas flacas: adelantar esfuerzos de prever y proveer los recursos para la preinversión de los proyectos. Debemos ser muy claros en la priorización de los proyectos. Estamos en condiciones de sacar adelante el programa de 4G y tener a 2022 la red primaria completa sin perjuicio de que hagamos esfuerzo, y esto depende de la tributaria, que contemos con recursos para de cara al posconflicto poder hacer las inversiones en vías secundarias y terciarias. Recordemos que el Conpes de secundarias y terciarias sugiere que para construir esas dos redes que conecten a los municipios donde ha hecho presencia fuerte el conflicto armado, eso vale más de 40 billones de pesos. Hay que buscar los recursos.

La semana pasada colapsó el aeropuerto El Dorado. ¿Qué hay que hacer?

Hay problemas operativos y los está discutiendo la Aeronáutica con el concesionario. Y eso tiene relación con que tuvimos una de las peores crisis climáticas de los últimos tiempos. Pero lo que el gremio recomienda es que estas conversaciones conduzcan a que desde el punto de vista operativo el aeropuerto, cumpliendo unos protocolos, llegue a lo que se llama categoría 3, eso permitiría que muchos aviones pudieran aterrizar aun teniendo problema de visibilidad. Pero yo pienso que estos problemas operativos, que son superables, no afectan la categoría de ese aeropuerto, hoy calificado como uno de los mejores de Suramérica.

¿Qué pasa si no se aprueba la tributaria este año?

No sería bueno para la economía. No solo porque podríamos perder el grado de calificación, sino que podríamos entrar en un proceso recesivo. Creemos que hay que armonizar las pretensiones estructurales de la reforma a propósito de combatir la evasión, la informalidad, con la necesidad de que la reforma tenga en cuenta inquietudes del aparato productivo, del propio sector de la infraestructura, para evitar que especialmente este sector, que está solventando la economía en medio de las dificultades que generó la renta petrolera, pierda dinámica, ni la infraestructura ni la vivienda. De manera que hay que sacar adelante la reforma (tributaria) y evitar que se generen desestímulos para el aparato productivo.

Ustedes denunciaron en repetidas ocasiones la corrupción en la contratación regional. ¿La solucionaron?

En el Senado, con respaldo unánime, fue aprobado un proyecto de ley que instituye en Colombia el pliego tipo vinculante por ley, o sea que no puedan los funcionarios construir discrecionalmente los pliegos, porque generalmente ello deriva en pliegos amañados que conducen a únicos oferentes. Esperamos que esta iniciativa tenga feliz trámite en plenaria de Senado y Cámara. Esta figura liga con una práctica universal como la de estandarizar documentos contractuales en aras de la transparencia en la contratación. Estamos seguros de que la OCDE va a ver con mucho beneplácito el curso de ese proyecto. Pero posiblemente quedará para la próxima legislatura.