El efecto de la tributaria en el comercio electrónico

2016-11-08 | Fuente: ElColombiano.com

Gravar el consumo de servicios provenientes de plataformas digitales del exterior, principal preocupación en el sector.

El impacto que tendrá la reforma tributaria en el comercio electrónico en Colombia, si se aprueba el proyecto de ley que cursa en el Congreso, tiene varios puntos de vista que EL COLOMBIANO recoge con representantes del sector y analistas.

En primera instancia, hay que destacar que la intención de la norma es gravar ciertos movimientos, sobre todo aquellas plataformas que no están constituidas en Colombia, pero sus consumidores sí están en el país, como lo indica el artículo 178:

“El suministro de páginas web, hosting, almacenamiento en la nube, suministro de software, suministro electrónico de imágenes, de servicios audiovisuales, plataformas de pagos, entre otros, serán gravados y pagarán impuesto al consumo”.

Sin embargo esta medida es nueva, en el mundo ya se implementó en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), además “es normal que se reconozca una parte del recaudo al país donde está el consumidor y no a donde estén los servidores”, apuntó Camilo Rodríguez, analista de impuestos y docente de la Universidad del Rosario

El posible malestar que se genera ya entre las empresas del sector es algo normal, según Rodríguez, porque la reacción es típica frente a un nuevo impuesto, que obedece a estándares internacionales. “Estamos tarde porque esta decisión debió haberse tomado hace 20 años”, agregó Rodríguez.

Las personas que consumen este tipo de servicios tienen productos financieros como tarjetas débito y crédito, con cierto poder adquisitivo para acceder a estas plataformas y puede que nos le preocupe un incremento más.

“Sí se va a volver más costoso, pero no por ello se va a dejar de consumir. No es como para crear un pánico y decir que la gente va a dejar de comprar estos servicios. Seguro no les va a gustar el impuesto, pero van a tener con qué pagar”, agrega Rodríguez.

Ese ejemplo se puede comparar con el impuesto a las bebidas azucaradas, que no se dejará de tomar gaseosa, pero sí apunta a crear hábitos saludables.

Sin embargo, el recaudo por estos impuestos tampoco será de grandes números, porque “por ahí no se van a salvar las rentas del Estado pero sí de corregir deficiencias del Estado”, añade Rodríguez.

De otro lado, la Cámara Colombia de Comercio Electrónico manifestó su preocupación con la reforma, porque habrá un encarecimiento de los servicios online, además “generará un freno al emprendimiento digital, pues los desarrolladores colombianos plantearon modelos de negocio asociados a los pagos en el exterior, con plataformas en la nube, ahora se les incrementarán sus costos y el cobro a los consumidores”, dijo Victoria Virviescas, presidenta de la Ccce.

En Colombia se realizan 943.000 transacciones electrónicas no presenciales por semana, según la Ccce ( ver gráfico) y el impacto también se notará en mayor uso de efectivo, agrega Virviescas.

Por su parte, Marcelino Herrera V., gerente de Mercado Libre para Colombia, manifestó que en principio “no nos afecta la reforma tributaria propuesta, antes nos beneficia, porque elimina el IVA de los celulares más económicos y permitirá que más gente acceda a un smartphone e impulse el mobile commerce, (comercio con dispositivos móviles)”.

Respecto al impuesto del 4 % en los planes de datos, Herrera manifestó que no parece ser un gravamen tan alto que afecte la demanda, por lo que se siente tranquilo frente a lo que vendrá una vez se apruebe la reforma y la gente seguirá navegando.