De tributaria depende nota crediticia del país: Fitch

2016-12-08 | Fuente: ElColombiano.com

Para el director de Fitch para Colombia, Carlos Fiorillo, final del conflicto armado podría generar beneficios de mediano y largo plazo que, por ahora, no se pueden anticipar

El país se juega su calificación de deuda soberana BBB con la aprobación de la reforma tributaria en lo que resta de 2016 y deberá reunir para el año 2021 al menos 26 billones de pesos si quiere sanear sus arcas públicas.

Así lo advierte Carlos Fiorillo, director General de Fitch Ratings para Colombia, Centroamérica y el Caribe, una de las firmas calificadoras globales de riesgo crediticio más relevantes para los mercados.

A finales de julio pasado, Fitch hizo un llamado de atención al Gobierno colombiano al rebajar de estable a negativa la perspectiva crediticia del país para que, una vez se firmara el acuerdo con las Farc, se diera luz verde al trámite en el Congreso de la República de una reforma tributaria.

Aún con debates por dar en plenarias de Senado y Cámara desde la próxima semana y sin cifras ciertas de cómo cambiará el panorama fiscal con su vigencia desde 2017, así respondió Fiorillo en diálogo con el diario La República.

 

¿Se juega Colombia su calificación de riesgo con la reforma tributaria?

“Sí, la perspectiva negativa que asignamos a la calificación es por un tema fiscal, la tarea más urgente que tiene que resolver el Gobierno. No aprobar una reforma fiscal estructurada en el corto plazo presionaría el nivel de endeudamiento, el balance fiscal y la estabilidad macroeconómica, lo que impactaría en la calificación actual, aunque no necesariamente en el grado de inversión, pues a Colombia con su BBB, aún le quedaría un peldaño para mantenerlo”.

 

¿Por qué es importante mantener ese nota?

“Cambiar el grado de inversión significa subir el costo de financiamiento y, quizás, deteriorar condiciones de acceso a las fuentes de fondeo no solo para el país, sino para las empresas que buscan financiarse en mercados internacionales”.

 

La reforma no pasa este año, ¿qué pasaría en 2017?

Es difícil anticipar el impacto. Cuando asignamos una perspectiva negativa tenemos un periodo entre 6 meses y un año para ver cuáles serán los mecanismos alternativos. Si la tributaria no se resuelve en el corto plazo, incrementaría la percepción de riesgo”.

 

¿Cómo está la métrica de deuda colombiana frente otros países de la región?

“Hoy en día, la deuda general de Gobierno está alrededor de 47 % del producto interno bruto (PIB). Generalmente, la métrica para grados de inversión está alrededor de 40 %. La calificación de riesgo no es solo un indicador específico, pero en la medida en que los diferentes puntos de análisis en el proceso de calificación van cambiando lleva a tener presiones y hacer cambios”

 

¿Cree que esa reforma sí servirá para sanar las arcas públicas del país?

“Las estimaciones buscan compensar al menos la caída de los ingresos petroleros que rondan alrededor de 3 % del PIB. Para mantener esa estabilidad fiscal el objetivo es recaudar 26 billones de pesos en 2021. Recuperar ese 3 % sigue siendo un reto muy importante: mientras que la media de ingresos fiscales de países de grado de inversión está alrededor de 21 % del PIB, en Colombia ha llegado a 17 % y hoy rondará 15 %”.

 

Por último, ¿cuánto proyecta Fitch que crezca la economía colombiana en 2017?

Para este año, nuestra estimación es de 2% y, para el siguiente, de 2,9%. En 2017 impulsará el crecimiento los proyectos de infraestructura. No obstante, seguirá habiendo una considerable incertidumbre global con las políticas proteccionistas que llegue a implementar Donald Trump en Estados Unidos o las presiones sobre el desmembramiento de la Unión Europea. Asimismo, el precio del petróleo tendrá un panorama favorable con un barril WTI a 55 dólares, lo que favorecería a la economía colombiana.