Cinco impuestos territoriales que modificaría la Reforma Tributaria

2016-10-26 | Fuente: ElHeraldo

El proyecto radicado en el Congreso de la República incidiría en los cobros por Industria y Comercio, Estampillas y Contribuciones de Obra Pública, recaudados por el Distrito.

El proyecto de Reforma Tributaria presentada al Congreso no solo incidiría en los precios finales al consumidor de algunos bienes y servicios: de ser aprobado tal como está, también modificaría cinco impuestos territoriales, cuyos recaudos le corresponden a alcaldías y gobernaciones.

El gerente de Gestión de Ingresos del Distrito de Barranquilla, Fidel Castaño, y el secretario de Hacienda de la Gobernación del Atlántico, Juan Carlos Muñiz, analizaron, de modo general, el impacto que recibirían las finanzas locales por cuenta de los cambios que incluye la propuesta.

Los cinco tributos territoriales son: Industria y Comercio, Alumbrado Público y Estampillas y Contribuciones de Obra Pública, recaudados por el Distrito; además el impuesto al Consumo de Cigarrillo y Tabaco Elaborado y el de Vehículos Automotores, ambos correspondientes al Departamento.

La propuesta de Reforma Tributaria fue radicada la semana pasada con mensaje de “urgencia” por parte del Gobierno Nacional. Para su aprobación tendrá que pasar por discusiones internas en las comisiones económicas de la Cámara y el Senado. Luego, será debatida, por separado, en las plenarias de ambas cédulas legislativas.

EN EL DISTRITO

Castaño hizo un análisis sobre el contexto general del tema, aunque enfatizó en que aún “no se puede” precisar en cifras cuál sería la incidencia económica en los ingresos de la Alcaldía para 2017.

“No se puede saber cuál será la incidencia por dos razones: porque las modificaciones no traen un análisis del efecto, es algo que tiene que salir de un estudio muy completo; segundo, porque esto es solo un proyecto que entra, pero normalmente tiene modificaciones en el proceso de aprobación”.

En el impuesto de Industria y Comercio la reforma “clarifica” la base gravable para su liquidación. Castaño explicó que actualmente el monto que el contribuyente paga sale del promedio mensual de los ingresos brutos del año anterior y la propuesta es que esa base salga de la totalidad de los ingresos ordinarios y extraordinarios percibidos, no del promedio. “Es una precisión que da solución a unas discusiones que se generaban”.

Otro punto que establece la iniciativa del Gobierno Nacional es la territorialidad del impuesto. Fija las siguientes reglas: en el caso de la actividad de servicios se tendrá que tributar en el lugar donde se ejecute la prestación del mismo. Para el comercio electrónico, como televentas y compras en línea, define la ley que se paga en la ciudad donde se entrega el producto. “Si una tienda ubicada en otra ciudad vende camisas a un cliente en Barranquilla, tendrá que pagar el impuesto aquí”.

De modo similar ocurre con actividades como el transporte público, la telefonía móvil, la televisión e internet por suscripción. “Todo esto soluciona un problema de territorialidad. Es muy positivo porque va a evitar discusiones y le podría ingresar más dinero al Distrito”, sostiene.

Castaño dijo que otro punto “importante” sobre el Industria y Comercio es el monotributo. “Servirá mucho poder contar con una información más certera y concreta de los contribuyentes especialmente del régimen simplificado”.

Aseguró que la Reforma plantea un esquema similar al de Barranquilla. Los pequeños contribuyentes, con ingresos anuales entre 0 –32 millones de pesos, deben pagar alrededor de $60.000 bimestrales. Y quienes perciban entre 32 y 64 millones de pesos pagan $119.000 bimestrales.

Por Industria y Comercio, Barranquilla ha recibido este año $294.000 millones, un 16% más que en el mismo periodo de 2015, cuando llevaban $254.000 millones. La meta del Distrito es $380.000 millones.

Solo un aspecto que hace referencia al método de declaración afectaría al Distrito, según Castaño. La propuesta dice que para el pago anual se debe utilizar un formulario único nacional, diseñado por la Dirección de Apoyo Fiscal del Minhacienda (DAF). El funcionario consideró que esto puede ser “positivo” para muchos municipios, pero “no para Barranquilla”.

Indicó que en la capital del Atlántico se paga Industria y Comercio anual, bimestral o mensualmente, dependiendo de si es o no un gran contribuyente, un modelo que rige desde 2008.  “Debe presentar una declaración de retenciones y auto-retenciones. Al final del año consolidan todo y la mayoría ya no tienen que pagar todo. Lo hicimos para mantener un flujo de caja”.

En este caso, Fidel Castaño anunció que solicitarían al Minhacienda que en las ciudades donde haya un esquema alternativo, que “funcione como en Barranquilla”, se pueda mantener.

ALUMBRADO Y ESTAMPILLAS

El impuesto de Alumbrado Público actualmente se les cobra a los propietarios de predios a través del recibo de energía eléctrica. Con este modelo, por ejemplo, los dueños de un lote donde no llega la factura de luz no pagaban. La reforma plantea es que en esos casos los

Distritos o municipios puedan aplicar el cobro en la factura del Predial.

Por Alumbrado Público a las arcas del Distrito ingresaron $54.871 millones el año pasado, de acuerdo con Castaño. 

La tercera contribución que incide en las cuentas de la Alcaldía es la de Estampillas y Contribución a Obra Pública, que tienen que pagar los contratistas del Distrito. El proyecto establece que no se les puede cobrar más del 10% del costo del contrato.

En Barranquilla actualmente pagan un 5% por concepto de Contrato de Obra Pública; entre el 0,5% y el 2% para la estampilla Procultura (el máximo aplica en contratos de más de $689 millones); el 2,5% para la estampilla de Adulto Mayor; el 1% del Bono al Deporte; y el 0,3% para la institución universitaria Itsa. Cuando se aplican al tope las estampillas, el impuesto llega al 10,8%. “En esos casos, el proyecto precisa que el 0,8 excedente se debe restar a prorrata entre los diferentes gravámenes”.

El recaudo por Procultura en 2015 fue de $14.623 millones, mientras que en estampilla Adulto Mayor fueron $17.904 millones, dice la Gerencia de Gestión de Ingresos de Barranquilla.

La Gobernación también se vería afectada con esta modificación. El secretario de Hacienda sostiene que la tarifa para los contratistas del Departamento es del 16,3% sobre el valor del contrato.

EN EL DEPARTAMENTO

Juan Carlos Muñiz explicó que la propuesta permitiría que se triplique el recaudo por el impuesto al Consumo de Cigarrillos y Tabaco Elaborado. Actualmente,  el cobro es de $720 por cajetilla y pasaría a $2.100.

La Gobernación recauda cerca de $11.000 millones al año por este concepto. “Supuestamente lo triplicaría, pero creo que eso puede ocasionar un aumento del contrabando. La fórmula no es tan exacta”, advirtió Muñiz.

Sobre el impuesto Vehicular, el secretario señaló que lo que quiere el Gobierno Nacional es quitar la declaración que tienen que hacer los propietarios de los automotores al momento de liquidar. Se pasaría a que solamente tengan que descargar una especie de factura para pagarlo. “La sanción que se impone por no declarar o hacerlo extemporáneamente no lo podríamos aplicar”.

Las multas a dueños de vehículos por incumplir la declaración ascienden a unos $6.000 millones anuales. “Lastimosamente, los contribuyentes pagan oportunamente cuando saben que hay sanciones. Vamos a pedirle al Ministerio que quite ese punto”, precisó Muñiz, quien explicó que solo estarían obligados a pagar el impuesto al momento que quieran hacer un traspaso del automotor.