Rafael Pardo: Empresas en zonas de conflicto no pagarían impuesto de renta por cinco años

2016-11-11 | caracol.com.co

MinPosconflicto explicó los beneficios para empresarios que incluyen cambiar obras por impuestos y que incluso paguen así las sanciones.

El Gobierno Nacional delimitarán unos territorios del país que se conocerán como ‘Zomac (las zonas más afectadas por el conflicto), en las que se entregarán beneficios tributarios para los empresarios que se instalen allí y generen empleo. Además se promueve cambiar obras viales por impuestos y otros incentivos. 

El ministro para el posconflicto, Rafael pardo, explicó los beneficios que tendrán las empresas que contribuyan para la consolidación de la paz en estos territorios. 

En la Reforma Tributaria quedó establecido que “se trata de crear un régimen especial de tributación… son estímulos a los asentamientos empresariales en determinadas zonas con una reducción del impuesto de renta para empresas o actividades que se localicen en estas zonas”. 

De manera que las micro y medianas empresas no pagarán impuesto de renta por 5 años, luego pagarán un 25% y se incrementará progresivamente. Así mismo se señala que para las grandes empresas el beneficio iniciará en el 50% del tributo. 

Además los empresarios tendrán beneficios como cambiar obras viales para reducir impuestos e incluso de esta manera podrán pagar las sanciones u obligaciones pendientes. 

Se trata de “dotación y construcción de infraestructura por parte del sector privado con el cargo al presupuesto público. El sector privado prefinancia con cargo a impuestos futuros que debe pagar”. 

“Esto puede permitir obras muy importantes que hoy están relegadas en prioridades en regiones que han sido afectadas por el conflicto”, precisó Pardo, y aclaró que incluso podrán pagar de la misma manera obligaciones vencidas o sanciones impuestas por el Estado. 

Además, un tercer beneficio permitirá que quienes contribuyan a causas benéficas para el posconflicto, que se encuentren avaladas y certificadas, podrán descontar hasta un 50 % de las donaciones de su impuesto de renta.