Partido Liberal: “Reforma tributaria sí afecta canasta familiar”

2016-11-10 | caracol.com.co

El congresista de esa colectividad, Alejandro Carlos Chacón, aseguró que hay varios “micos” que no pueden ser aprobados en la discusión.

El copresidente del Partido Liberal, Alejandro Carlos Chacón, expresó sus preocupaciones por los gravámenes que plantea la reforma tributaria que está en trámite en el Congreso y que, según él, sí afectan a la canasta familiar.

“No es cierto que no se grave la canasta familiar. Hay productos básicos que se gravan al o al 19%. Por ejemplo, las grasas y aceites están gravados y quién niega que eso se necesita para freír un huevo, alimento básico de los colombianos pobres. También se gravan las maltas las panelas, las gaseosas, productos que el DANE incluye en la canasta familiar”, aseguró el legislador Liberal.

Frente al tema de las bebidas azucaradas, Chacón señaló que este gravamen afecta el bolsillo de los colombianos y que nada tiene que ver con enfrentar el fenómeno de la obesidad. Además, agregó, que 583 mil tenderos se verán afectados con este impuesto.

“Se gravan todas las bebidas que hoy usamos los colombianos, incluidas las que no producen calorías. No es cierto que se hace para enfrentar el crecimiento de la obesidad, porque si por ello fuera, se reglamentaría la Ley contra la obesidad y en ese tema el gobierno no ha hecho nada. Se gravan las bebidas que contienen hasta verduras y frutas, es decir, todo lo que bebemos será gravado”, insistió Chacón, quien además advirtió que “por esta vía se pretenden recaudar $975 mil millones que pagaran los ciudadanos, no las empresas”.

El legislador explicó que la reforma tributaria afecta seriamente la autonomía regional, porque los municipios perderán cerca de 500 mil millones de pesos si se restringe la emisión de estampillas, así como la derogatoria de facultades a los Concejos, para el manejo del tributo a alumbrado público, que establece la iniciativa.

Finalmente el Copresidente del Liberalismo propuso utilizar los cerca de 15 billones de pesos que los colombianos dejan de reclamar por devoluciones de impuestos, para de esta manera no tener que aumentar el IVA.