Guillermo Perry: A propuesta del IVA le faltó ser más estructural

2016-11-11 | www.elcolombiano.com

La propuesta de ajuste del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del Gobierno en la reforma tributaria que cursa en el Congreso, recogió a medias las recomendaciones de la Comisión de Expertos Tributarios

Así lo explicó a EL COLOMBIANO Guillermo Perry, exministro de Hacienda y quien participó de la Comisión que hizo propuestas al Gobierno. “Había que ser más incisivos en la propuesta de IVA y hacer el ajuste con impuesto de 5 % a algunos productos de la canasta popular, pero destinar parte del recaudo a programas como Familias en Acción (subsidios a las de mayores condiciones de pobreza)”, indicó. Con esto se lograría un poco de equidad frente a un impuesto que, en esencia lo pagamos todos los colombianos por igual.

En consecuencia, como “va a quedar la propuesta, seguirá beneficiando a los de ingresos altos. Además complica la administración del IVA y creo que fue una oportunidad perdida”.

Para el exministro, que hizo parte de las conversaciones de Lace-Lames, encuentro que se desarrolla hasta mañana en Eafit, el Gobierno evitó este proceso, porque no se puede explicar fácilmente y se presta para populismo: “empiezan a decir que se gravará a los más pobres, cuando se busca es llevar recursos a programas sociales”.

Pese a todo, Perry cree que el Gobierno aceptó 60 % de propuestas de la Comisión. Cree que la propuesta va en la dirección correcta y que hay poco tiempo para debatirla. Por eso pidió a los congresistas que “piensen un poquito más en el país, que en quedar bien en los medios o con quienes les hacen favores”.

Por su parte, el presidente del Consejo Gremial Nacional (CGN) y de Asofondos, Santiago Montenegro, se mostró confiado en que vayan cediendo las posiciones encontradas.

Agregó que, desde el CGN esperan que se mantenga como está la propuesta de impuestos a las empresas y personas naturales.

Pero criticó el aumento de la tarifa general de IVA del 16 % al 19 % sin presentar proyecciones de recaudo. Para Montenegro, el Gobierno habría podido gravar todos los productos con una tasa inferior al 16 % y recaudar mucho más.