Alcaldes del país reclaman Reforma Tributaria Territorial

2016-11-13 | www.lanacion.com.co

La Reforma Tributaria que busca subsanar la crisis fiscal que atraviesa el país, desconoció la necesidad de fortalecer las finanzas de los municipios. Los intereses del Gobierno Nacional se sobreponen a los intereses de los entes territoriales y generan gran incertidumbre en el pago de impuestos territoriales. Más impuestos que afectan la clase media, podría poner en vilo el pago de los impuestos territoriales, que hacen parte de los recursos propios de los municipios para lograr satisfacer necesidades básicas de sus comunidades.

En diálogo con LA NACIÓN, el director Ejecutivo de la Federación Colombiana de Municipios, Gilberto Toro manifestó la preocupación entre los alcaldes en que esta reforma limita las finanzas territoriales, como los ingresos por concepto de estampillas y no brinda posibilidades a las localidades de generar recursos propios. Toro, también se refirió a la esperanza de recursos que tienen los alcaldes del posconflicto y las propuestas que hicieron llegar a La Habana en la revisión del Acuerdo de Paz.
 
¿La Reforma Tributaria cómo la reciben los alcaldes?

Esta Reforma Tributaria incomoda, pero el Estado necesita recursos, eso es imperativo. El dólar se ha trepado, se cayó el precio del petróleo y disminuyeron las regalías, todo esto ha afectado las finanzas públicas, el Estado necesita superar su crisis fiscal y proveer recursos para lo que significará el posconflicto. Eso hay que entenderlo, sin embargo, lamentamos que en esta oportunidad se deje al margen la necesidad de una Reforma Tributaria territorial, para fortalecer las finanzas de los municipios, nuevamente se quedaron por fuera nuestras propuestas. Pero si vemos una Reforma, que toca los territorios para entrar de alguna manera a controlar sus finanzas, como por ejemplo, el uso de las estampillas, de donde provienen recursos importantes para los entes territoriales.
 
¿Quiere decir que la Reforma Tributaria no es integral como lo ha planteado el Gobierno Nacional, sino que está “coja”?

Ojalá la Reforma Tributaria hubiera tenido un capítulo importante para fortalecer las finanzas territoriales, eran propuestas que también estaban respaldadas por la Federación de Departamentos, pero no fue así. Nuestras propuestas no fueron acogidas.
 
¿Qué tanto proponían que no se les tomó en cuenta?

Propusimos modernizar los procedimientos de recaudo del impuesto de Industria y Comercio, y el impuesto predial; este último es el más importante para las finanzas de los municipios pero no se tocó por ningún lado en la Reforma. Actualmente el predial tiene una desactualización muy fuerte en todo el país, porque el Instituto Geográfico ‘Agustín Codazzi’, IGAC, no tiene presupuesto, ni la capacidad para atenderlos a todos, y adicionalmente los municipios no tienen cómo pagarle a la entidad por estos estudios. Lo que significa que el potencial tributario de los municipios está congelado.
 
¿Ustedes están proponiendo acabar con el IGAC?

Le propusimos al Gobierno Nacional que les dé autonomía a los municipios para adelantar la actualización catastral y que sea el IGAC quien defina las características técnicas que se requieren. Es decir, que el IGAC no sea exclusivamente la entidad del Estado con la facultad para adelantar la actualización catastral y que puedan hacerlo los propios municipios, con sus propios recursos y logren sacar adelante sus actualizaciones catastrales bajo el acompañamiento del IGAC.
 
¿Qué otras propuestas formalizaron al Gobierno Nacional?

La territorialidad del impuesto de Industria y Comercio, para que este sea causado a favor del municipio en el cual se realice la actividad gravada, pues hay muchos líos jurídicos entre los entes territoriales para el cobro del mismo y lo que sucede es que los contribuyentes aprovechan estas situaciones para terminar evadiendo sus obligaciones tributarias. Un punto fundamental es el impuesto de servicio de alumbrado público, donde pedimos se cree una figura de agente recaudador, ya que en la actualidad existe una evasión hasta del 26% del recaudo de este impuesto, debido a que algunas comercializadoras no están haciendo la facturación respectiva; como los municipios no tienen las herramientas necesarias para obligar al particular a colaborar con la actividad recaudadora se pierden hasta $229.241.411.513 anuales en el país y con ese dinero en los municipios de Colombia, en 5 años podrían modernizar y repotenciar su red de alumbrado público entre otras.
 
Hay críticas frente a las limitaciones al cobro de estampillas ¿por qué?

La limitación a los ingresos por estampillas que en cada contrato no se puede cobrar más del 10%, afecta directamente las finanzas territoriales, porque por este concepto se han venido generando unos ingresos muy importantes a los municipios y departamentos, podemos asegurar que actualmente por encima del mismo impuesto predial. Esto quiere decir, que si no se tienen recursos por estampillas, se afectarán los temas sociales, como educación y cultura, más aún cuando en la Reforma se limitan, pero no se propone una sustitución de estos recursos por otras fuentes.
 
¿Con los tres puntos en el IVA, los municipios tendrán problemas con el pago de los impuestos territoriales?

El IVA es el impuesto más regresivo, el que afecta directamente el bolsillo de todos los contribuyentes y la capacidad de acceso a productos de la canasta familiar, educación, salud, etc. Y va a incidir en el pago de los impuestos de los municipios. Ojalá la Reforma no le apuntara a más IVA sino que fuera más eficiente en recaudar impuestos en los sectores que tienen mayores ingresos, más capacidad de contribución y que son expertos en la evasión de sus responsabilidades. Más que crear nuevos impuestos es ser eficientes en el recaudo de lo existente. Pero aquí la fácil es tocarles los  bolsillos a todos los colombianos a través del IVA que nos sacan por derecha.
 
¿Le interpreto que la DIAN, no está haciendo su trabajo como es?

No es tanto la DIAN, ésta se ha modernizado y ha implementado controles. Aquí tenemos gente muy experta en evadir y buscar cómo esconder sus obligaciones. Creo que la DIAN es muy eficiente, lo que debemos de revisar es la cultura de corresponsabilidad de los servicios del Estado y que los que tienen más deberían pagar más, pero son los más expertos para evitar el pago de lo que le corresponde.
 
¿La Reforma Tributaria es una forma de centralismo?

La propuesta de una Reforma Tributaria Territorial no fue acogida. El Gobierno Nacional sigue teniendo una deuda con las entidades territoriales, siempre la hemos propuesto porque es una necesidad vital para que los municipios tengan mayor autonomía fiscal y dependan menos del Gobierno, mientras no brindemos posibilidades a las localidades de generar recursos propios, ser más eficientes para recaudar los actuales y mejorar sus herramientas, tendremos municipios siempre dependiendo de los recursos del Gobierno Nacional.
 
¿Qué va a pasar en los municipios con la aprobación de esta Reforma?

Si para el Gobierno Nacional no aprobarla es grave, para los municipios de aprobarse será más grave. Más aún, si el Gobierno Nacional no presentó al Congreso la Reforma al Sistema General de Participaciones como debió haberlo hecho, este año se termina la vigencia de la fórmula constitucional que estableció que los municipios iban a tener un crecimiento por esta fuente de recursos, independientemente le fuera bien o mal al Gobierno, y debía garantizarlos para salud, educación, deporte, recreación…Como no se presentó esta Reforma al 31 de diciembre de 2016, el primero de enero 2017 arrancamos con la anterior fórmula, en donde los municipios reciben el promedio de los ingresos corrientes de la Nación de los últimos cuatro años y como cayeron los ingresos, los recursos que recibirán los municipios se verán afectados. El impacto no se sentirá tanto en el 2017, pero sino se presenta la Reforma al Sistema General de Participaciones la situación financiera se agravará en el 2018.
 
Hablemos de paz. Los alcaldes pensaron obtener importantes recursos del posconflicto. ¿Qué están pensado?

Aquí se generó una gran expectativa y los alcaldes tienen el afán de tener recursos para inversión, pero estos no se están viendo por ningún lado, porque se creyó que con la sola firma de La Habana iban a llover ríos de plata para los municipios. Los alcaldes deberían tener un trato digno, respetuoso y obtener del Estado las herramientas, las reformas constitucionales, para hacer labor que necesitan para cumplir sus planes de desarrollo, esto independientemente de la firma de los Acuerdos en la Habana. El deber ser, es que sin pensar en el posconflicto los alcaldes pudieran cumplirle a sus ciudadanos y garantizar los servicios públicos fundamentales.
 
El No se impuso sobre el Sí, en el Plebiscito por la paz. ¿Los alcaldes han hecho propuestas?

Los mandatarios en su mayoría estaban con el Sí a los Acuerdos, con dudas y preocupaciones. Pero la revisión de los acuerdos nos generó oportunidades para hacer propuestas que hoy están en La Habana. Una de ellas tiene que ver con la descentralización como principio rector de los acuerdos, en lo pactado es débil la mención de las autoridades municipales y departamentales, y pareciera privilegiarse la interacción directa entre instancias comunitarias y el Gobierno Nacional, otro tema que nos preocupa mucho es la seguridad, así mismo la Justicia Transicional y el corto periodo de alcaldes para la implementación de los Acuerdos.
 
Doctor Toro, profundicemos el tema de seguridad. ¿Los alcaldes siguen amenazados?

En Colombia asesinaban un alcalde por mes, entre 1986 y 2014 fueron asesinados 175 mandatarios y 76 exalcaldes; gracias a las políticas de seguridad del Estado se redujo el número, pero las amenazas siguen. Y tenemos una gran preocupación y es que no hemos logrado reducir el número de asesinados exalcaldes, exconcejales, y no podemos creer que con la firma de los Acuerdos se resolvieron los temas de seguridad, pues, es evidente que los riesgos continúan. Lo que sentimos, es que van a cuidar a los exguerrilleros muy bien y qué va a pasar con los exfuncionarios públicos y su protección para que ese ejercicio de liderazgo político tenga las garantías necesarias.
 
¿Qué los inquieta de los Justicia Transicional?

Que no se vaya a abusar de la misma, en el sentido que cualquier guerrillero que se reincorporó a la vida civil, señale a cualquier alcalde de apoyar actividades delictivas sin ser cierto, y que simplemente por una retaliación o venganza, se le crea más al guerrillero que al exmandatario.
 
¿Por qué habla en estos Acuerdos del periodo de alcaldes?

En cuatro años los alcaldes no alcanzan a administrar de forma responsable un municipio, y se dedican a hacer obras de cemento porque es lo que se puede mostrar. En cambio procesos de largo plazo como políticas y programas  sociales necesitan más de cuatro años para poder tener los resultados en su misma gestión. Por lo tanto, creemos que garantizar una paz duradera y sostenible se hará desde los municipios y para la implementación de los Acuerdos, los alcaldes necesitan más de cuatro años, proponemos la reelección o un periodo de mandato de 6 años.